Marina del Mar, vivir para ver

La fotógrafa Marina del Mar comparte sus más de 30 años de trabajo y vivencias en ‘Mujer y Patrimonio Cultural’ de Amigos de la Alcazaba.
 
Apasionante y testimonio del cambio social que ha experimentado tanto en su profesión como en el mundo que tan bien ha capturado a través de su objetivo. La fotógrafa Marina del Mar fue ayer la segunda de las tres protagonistas del ciclo de conferencias ‘Mujer y Patrimonio Cultural’ que ha organizado la asociación Amigos de la Alcazaba, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, después de que la historiadora del Arte María Dolores Durán fuera la encargada de inaugurarla hace unos días. La tercera será el próximo 22 de marzo, a las 18.00 horas, con la arquitecta Marina Morón. Todas las citas son gratuitas a través de la plataforma Zoom.

La huelga de pescadores

 
En la apertura de la sesión de ayer, la presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, subrayó una vez más el vital papel que ha representado la mujer en la creación y difusión del patrimonio cultural “porque a pesar de haber tardado mucho tiempo en poder acceder en igualdad de condiciones a los estudios universitarios, pese a ser invisibilizadas en muchos momentos, la labor de la mujer es fundamental y, por desgracia, a veces desconocida, como muchas de las pintoras que conocimos la pasada semana con la primera conferencia. Eso es lo que le da el pleno sentido a estas jornadas que organizamos para dar voz y protagonismo a la mujer en este ámbito”.
 
En su sesión, nada academicista pero sí muy cercana y llena de vivencias profesionales apasionantes, Marina del Mar demostró que Almería ha sido siempre una tierra de grandes fotógrafos… y fotógrafas. Su recorrido comenzó con su ‘debut’, en la serie de fotografías de la demolición de Celulosa Almeriense, publicada justo hace 33 años, el 16 de marzo de 1988. Así, bajo el título de ‘Vivir Para Ver’, Marina del Mar repasó también su mirada a la inmigración en el Poniente, los altercados del Puerto de Almería a finales de los ochenta, su ‘robado’ a Harrison Ford y Sean Connery o su gran sensibilidad para capturar la humanidad de los oficios, de la senectud o del barrio de La Chanca, de donde es casi hija adoptiva.
 
En su mirada hacia la violencia de género, testimonió el primer retrato de una mujer maltratada, también el papel de la mujer en el citado barrio de La Chanca o en los módulos femeninos del Centro Penitenciario El Acebuche. “Me gusta conectar con el sujeto, que la fotografía tenga esa empatía. A la hora de hacer una foto me gusta ser una más. Mis fotos a lo largo de los años también reflejan el cambio social que se ha ido produciendo en este sentido con el paso del tiempo. También lo he vivido en la profesión. Al principio, mis compañeros intentaban colocarme trabas, dándome carretes velados, no compartiendo cables necesarios para mandar las fotos… Era la única mujer trabajando aquellos años en esto en Almería y hubo momentos que me lo hicieron pagar caro”.

Imagen de la primera mujer maltratada que salió en la prensa almeriense

 
En su repaso, también hubo un emotivo recuerdo a la periodista Virginia Calvache, “con quien creaba el periodismo, sacábamos de donde no había”, además de otros nombres ilustres como Miguel Ángel Blanco o Antonio Sánchez de Amo.
Marina del Mar ha sido fotoperiodista entre 1988 y 2008 para Ideal, El Mundo, El Correo Vasco, El País y el Periódico de Cataluña. Ha obtenido diversos galardones, como el Premio de Reportaje Fujifilm; Premio Fotógrafo español del año Fujifilm; Premio Fotografía Social Carlos Pérez Siquier; Mención especial en los premios de Periodismo de Andalucía. Sus proyectos fotográficos Cocktail, Great People y La Chanca se han expuesto en la sección oficial de distintos festivales internacionales.
 
 
En 2013 fue incluida en el Diccionario de Fotógrafos Españoles. En 2015 realizo el proyecto expositivo Barrio: reportaje fotográfico documental desarrollado y expuesto en los barrios periféricos almerienses, resultado del trabajo con el alumnado de sus talleres.
Ha impartido talleres de Fotografía Documental en: La Casa Encendida de Madrid; Instituto Cervantes de Rabat y colectivo Foto-Genias y actualmente imparte estos talleres en la Universidad de Almería y en el Instituto Andaluz de la Juventud.
Última conferencia
 
Por último, la clausura correrá a cargo de la arquitecta Marina Morón Frápolli con la sesión titulada. Será el lunes, 22 de marzo, a las 18:00 horas, con el título ‘Las mujeres de la sal del campo de Dalías’.
 
Licenciada en arquitectura por la Universidad de Granada. Continuó su carrera como arquitecta en Alemania (2015-2019), compaginando su trabajo con el estudio y difusión del patrimonio salinero almeriense. Ha coordinado tareas de cooperación internacional en Senegal (Foundawtion 2020) y realizado múltiples talleres de bioconstrucción, restauración del patrimonio y arquitectura social entre Europa y África en los últimos años (àmaco, Okambuva, Terrachidia, BASEhabitat, HelloWood, IUSD Cairo, ASF International, Canya Viva, entre otros).
Recientemente cofundadora de la empresa “Fenomena Design Hub”, con sede en El Cairo (Egipto). Se encuentra muy comprometida con la defensa del patrimonio almeriense. Está investigando el patrimonio salinero del poniente, y junto con el arquitecto Karim Soliman realizó un proyecto alternativo de museo para la casa de Anita Guerrero de Roquetas del Mar, que habría permitido conservar en su totalidad esta casa, una de las pocas que pervivían representando los valores de la arquitectura tradicional del municipio.

Etiquetas

top
EnglishEspañol