El Juicio de los Taladrazos en la Alcazaba

El Juicio de los Taladrazos en la Alcazaba

Amigos de la Alcazaba se persona como acusación particular

El juicio llega tres años después de la denuncia de Amigos de la Alcazaba ante la Fiscalía General por los “taladrazos” realizados en la Alcazaba. En el banquillo estará un técnico de la Junta de Andalucía y el representante de la empresa de andamios que realizó el montaje de luz y sonido para la celebración de un espectáculo de teatro en los muros del castillo del siglo XVI de la Alcazaba. Ni responsables políticos ni técnicos.

Tras producirse estos “taladrazos” y avisar a la Directora y Delegado de Cultura, nada se hizo. Aquella misma noche el Delegado acudió a la Alcazaba a un acto y dijo que no había visto nada. Le acompañó la directora de la Alcazaba y dijo: “impresionante voz de M.G. esta noche mágica”. Sí era mágico que, como directora y restauradora, no viera que todos los andamios estaban clavados en los muros del castillo del siglo XVI. Nadie vio nada… hasta que salió en la prensa. Entonces siguieron negando que no sabían nada de lo que ocurría en “su” Alcazaba. Pero la primera medida del Delegado fue cerrar el recinto del monumento, el escenario de los hechos, para que nadie pudiera ver lo que el Delegado calificó que no era importante.

Amigos de la Alcazaba acudió a la Fiscalía para denunciar estos hechos, que fueron admitidos a trámite y finalmente elevados al Juzgado. Además, pidió la dimisión del Delegado y la Directora de la Alcazaba. La Delegada del Gobierno intervino para negar cualquier responsabilidad, cualquier daño contra el patrimonio )sólo eran 150 euros, dijo). Al final la culpa era de los Amigos de la Alcazaba y sus oscuros intereses. Pero la Consejera de Cultura, Rosa Aguilar, no debía estar muy de acuerdo con estas versiones. Vino en dos ocasiones a Almería a apagar el fuego y acabó cesando a la Directora de la Alcazaba, aunque naturalmente mantuvo a su puesto al político.

Ahora, Amigos de la Alcazaba se persona en este juicio como acusación particular a través del prestigioso abogado Esteban Hernández Thiel. El fiscal califica los hechos como un delito de daños a Bien de Interés Cultura y recoge que el valor de los desperfectos, tasados judicialmente, es de 3.160 euros, tasación que coindice con la que aportó Amigos de la Alcazaba. Resulta curioso que en el despropósito de la actuación de la Junta de Andalucía en este asunto no reclame a los infractores ningún importe y valorara en su momento los daños al monumento en 150 euros

Por cierto, hace tres años la Consejería de Cultura era del PSOE y ahora es del PP. Curiosamente, las denuncias sobre los daños al yacimiento del Chuche, a espera de juicio, eran contra el Ministerio de Fomento en manos del PP y ahora están en las del PSOE. ¿Se entiende lo que es ser independiente?

Etiquetas

top
EnglishEspañol