Por el Pingurucho y el arbolado de la Plaza Vieja

AMIGOS DE LA ALCAZABA MANIFIESTA SU RECHAZO A ELIMINACIÓN DEL MONUMENTO A LOS MÁRTIRES DE LA LIBERTAD Y EL ARBOLADO DE LA PLAZA VIEJA DE ALMERÍA

 

Amigos de la Alcazaba viene manifestando desde hace más de dos años su oposición al proyecto de modificación de la Plaza Vieja, que el Ayuntamiento acaba de aprobar de forma definitiva, con el apoyo tan solo de un exmiembro de Vox.

Nuestra disconformidad con este proyecto la hemos trasladado reiteradamente al Ayuntamiento de Almería, dejando constancia por escrito en nuestras alegaciones de 2018 y 2019, con las razones jurídicas que consideramos, a las que hay que sumar  la falta de participación democrática de todo este proceso, en el atentado patrimonial que supone eliminar el monumento civil más significativo de la ciudad, así como de su arbolado, y también en el derroche de recursos que implica gastar casi un millón de euros sólo para el traslado del traslado del Pingurucho y los árboles, y mucho más en estos momentos tan difíciles que vive la sociedad almeriense

Que se la aprobación definitiva de este proyecto se haya realizado en pleno Estado de Alarma, viene a dar la razón a los que venimos criticando la  falta de transparencia, la ausencia de debate público y el desprecio a la participación democrática de la ciudadanía en un asunto tan importante como decidir en qué ciudad  queremos vivir, tal como consta en todas las alegaciones que han presentado decenas de colectivos ciudadanos, colegios profesionales, sindicatos, …, así como la opinión expresada públicamente por expertos, historiadores, arquitectos, etc. 

Todo ello con la única justificación de una “remodelación estética” que básicamente consiste en eliminar todo aquello que da valor a nuestra plaza. Sin escuchar a nadie y sin la debida reflexión de lo que supone una actuación que no tiene en cuenta los valores y la simbología de uno de los espacios más antiguos de la ciudad. No parece importar mucho la historia y la autoestima de la ciudad, cuando se ha decidido que esa remodelación se base de manera innegociable en la eliminación del monumento civil más importante de la ciudad, que conmemora un acontecimiento histórico que honra a Almería. Un monumento que va unido a la propia historia de la plaza y está vinculado a su arquitectura y al propio edificio del Ayuntamiento, con el que dialoga física y simbólicamente. También se eliminará un arbolado, en gran parte centenario, con la justificación de convertirla en una “plaza diáfana, justo en la ciudad que tiene más horas de sol de España

Finalmente queremos hacer extensiva nuestras críticas a la Consejería de Cultura, que como institución que en sus valoraciones lo último que ha tenido en cuenta es la defensa de nuestro patrimonio histórico

María Teresa Pérez Sánchez

Presidenta de Amigos de la Alcazaba

Etiquetas

top
EnglishEspañol