AMIGOS DE LA ALCAZABA DENUNCIA EL ABANDONO DE LOS REFUGIOS DE LA GUERRA CIVIL

Durante la guerra civil Almería sufrió los terribles efectos de más de cincuenta bombardeos contra la población civil. La construcción de unos refugios para preservar las vidas de los almerienses se convirtió en un objetivo vital para una población totalmente indefensa. Pero mientras en otras ciudades, la tarea de los refugios se abordó rápidamente con una enorme variedad de refugios, generalmente de tamaño pequeño, Almería, con su arquitecto municipal Guillermo Langle, se decidió por un proyecto global, con 4,5 kms de galerías, capaces de proteger a los habitantes de todos los barrios de la ciudad. Tras su finalización, Almería no sufrió bombardeos importantes. Los refugios se convirtieron en refugios para la vida.

Cerrados por Franco tras la guerra, con los años fueron cayendo en el olvido, como ocurrió en otras ciudades españolas. Pero el Ayuntamiento, con su concejal Miguel Cazorla, apostó por la recuperación de este “patrimonio invisible” y hace 5 años fueron inaugurados y puestos en valor casi un kilómetro de galerías, lo que lo convierten en los más importantes de toda España y uno de los elementos culturales más valorados y visitados de Almería.

Sin embargo, los sucesivos concejales de Turismo y Cultura, responsables de su mantenimiento, han ido dejando en el más completo abandono a este monumento, pese a que el número de visitantes es muy importante y a que todos somos conscientes que los refugios son sólo son un monumento arquitectónico sino un monumento a la memoria colectiva, al sufrimiento de nuestros ascendientes, algunos aún con vida.

El abandono es clamoroso y sus efectos son evidentes y desmoralizadores. Los elementos de su museografía van desapareciendo uno tras otro, en la medida que sufren alguna avería. De las tres grandes pantallas que constituían el hilo conductor de la historia de los refugios, ninguna funciona ya. De las 5 pantallas temáticas, ninguna funciona ya. De los 3 espacios museográficos sólo sobreviven dos, por ahora.

Hace unas semanas, un acto vandálico destrozó los cristales de la puerta de salida, situada junto a la Escuela de Artes. El lugar de proceder a su arreglo inmediato, la salida ha sido “arrestada” y los visitantes, que pagan el mismo precio que cuando funcionaba toda la museografía, han de dar la vuelta y recorrer de nuevo casi un kilómetro para salir nuevamente por donde entraron.

Así, en solo cinco años, los refugios de la guerra civil de Almería han pasado de ser un ejemplo en toda España de puesta en valor de esta arquitectura a convertirse en un desafortunado ejemplo de abandono y de falta de respeto a nuestra Memoria colectiva.

Por todo ello, Amigos de la Alcazaba denuncia públicamente este abandono y exige al Ayuntamiento de Almería que los refugios de la guerra civil sean tratados con la dignidad que se merecen, pues no solo son un monumento arquitectónico sino que, sobre todo, constituye un monumento de nuestra memoria colectiva.

Francisco Verdegay.

Vicepresidente de la AAAA y asesor de musealización de los Refugios de Almería

Pantallas inutilizadas

Escenografías a oscuras

Deterioro de las paredes

Cristales roto y salida y clausurada

Ver LA VOZ DE ALMERÍA

120221 Refugios

Etiquetas

2 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol