Las obras de la nueva Biblioteca Municipal comenzarán antes del verano

Urbanismo aprueba el proyecto para la rehabilitación y adaptación del antiguo cuartel de la Policía Local

Edificio municipal de Guillermo Langle de la calle Santos Zárate   La Voz.

La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado hoy, por unanimidad, la propuesta de proyecto de obra para la rehabilitación y adaptación del antiguo cuartel de la Policía Local a biblioteca, proyecto que ha sido redactado por los arquitectos Helena de Sebastián Ochotorena, Rosa Ballester Espigares e Ignacio Espigares Enríquez, ganadores del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Almería y que fue presentado por sus autores bajo el nombre de “Tri-teca”.

El concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, ha precisado que “con el visto bueno al proyecto constructivo, incluido el informe favorable por parte de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, el siguiente paso será la aprobación del pliego de condiciones y la apertura del procedimiento de contratación de las obras”. En este escenario, el edil popular ha adelantado que “las obras de rehabilitación del edificio y su puesta en valor como biblioteca, con un presupuesto que se iniciarán a comienzos de este verano”.

Como es sabido, el objetivo municipal respecto a este proyecto pasa por recuperar patrimonio municipal, en este caso rehabilitando un edificio catalogado, a través de unas obras que no superarán el importe de 1.900.000 euros de presupuesto. Parte de la inversión prevista, 650.000 euros, será financiada por el Gobierno de España en virtud del Convenio de Colaboración, suscrito el pasado mes de febrero, entre la Administración General del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y el Ayuntamiento de Almería. El inmueble, construido en 1935 por el arquitecto Guillermo Langle Rubio, está catalogado desde el año 1986 en grado 2 y constituye la más importante y mejor conservada obra del racionalismo almeriense de preguerra.

Será ahora el órgano ejecutivo de la Gerencia de Urbanismo el encargado de aprobar el pliego de condiciones, que regirá el procedimiento de contratación de estas obras, así como la adjudicación de las mismas. Para ello, por agilidad y para una mejor operativa administrativa, el Consejo de Gerencia ha aprobado “la propuesta de delegación en la Comisión Ejecutiva, tanto de la aprobación de las fases de autorización y disposición del gasto como en la licitación y adjudicación de las obras”, ha precisado Castellón.

En relación al proyecto, hoy aprobado de forma definitiva, el edil popular ha subrayado “la puesta en valor como biblioteca que se realizará de este edificio, cumpliendo con una de las necesidades más demandadas por la ciudad y los almerienses”, destacando “la funcionalidad del proyecto a través de una intervención muy respetuosa con el inmueble existente. La rehabilitación del edificio y su adaptación en biblioteca supondrá un impulso, no solamente a las actividades culturales propias de un inmueble destinado a tal fin, si no que también va a a contribuir a la creación de riqueza en nuestra ciudad, a la creación de empleo y a la protección y promoción de nuestro patrimonio histórico”, ha destacado.

Características del proyecto
La obra proyectada, que parte del concurso de ideas convocado y resuelto por el Ayuntamiento de Almería en la corporación pasada, destaca por la continuidad en sus espacios, abiertos, con especial protagonismo de estancias que estarán destinadas a mediateca, bebeteca, estudio o salón de actos. Otro elemento singular del proyecto será la cafetería en segunda planta, volcada hacia el exterior, la Rambla Federico García Lorca, y al interior del edificio, haciendo uso del patio interior sobre el que se han proyectado incluso unas pequeñas gradas para desarrollar actividades.

La Biblioteca Municipal, de acuerdo con el pliego del concurso de ideas, contempla espacio suficiente para sala de lectura, sala infantil, vestíbulo, hemeroteca, mediateca, sala para albergar fondos bibliográficos antiguos, depósito con estanterías, salón de actos e incluso de una sala de servicios múltiples. Además de zona administrativa, el pliego reserva un 10% de la superficie para usos complementarios. Este edificio tiene una superficie construida de más de 2.000 metros cuadrados.

Artículo de La Voz de Almería, 18.4.2016

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol