EN BUSCA DEL PATRIMONIO ALMERIENSE. ¡SALVAD LA “PIEL” DEL “PUERTO RICO”

El patrimonio es el resultado de la historia. También la historia a veces nos arrebata nuestro patrimonio.  Por guerras, por desastres naturales, por el inexorable paso del tiempo, por la especulación… Y desde que tenemos leyes que lo protegen, también se destruye el  patrimonio por la despreocupación  (por decirlo de alguna manera) de aquellas personas e instituciones que justamente tienen encomendada la responsabilidad de velar por su defensa y conservación. En Almería todo este despropósito llega a unos niveles que avergüenzan a los ciudadanos

Aquella “ciudad horizontal” de hace medio siglo, aquel conjunto arquitectónico de viviendas sencillas pero tan armonioso que sin duda de haberse conservado sería uno de los más bellos de España, es en parte un recuerdo doloroso. Desde los años sesenta la “fiebre desarrollista” hizo estragos en nuestra tierra, al amparo de una población sin autoestima y unas élites ambiciosas y paletas.  Así, Almería se convirtió en las estadísticas una de las ciudades españolas con más destrucción de su patrimonio.

Este año se cumplen 30 años de la Ley de Patrimonio. Y la destrucción de nuestro patrimonio continúa. Por supuesto siempre hay argumentos, La casi totalidad de nuestro patrimonio arqueológico no se conserva porque “no son restos monumentales”. ¿Acaso se espera encontrar otra Pompeya? Y cuando se derriban los edificios históricos se hace porque “no son monumentales”. “Argumento suficiente para no dejar piedra sobre piedra. Y así un día es un edificio y otro día otro edificio. El último caso es la anunciada demolición del edificio que albergó el Café-Bar Puerto Rico

¿TE ACUERDAS DEL EDIFICIO  “PUERTO RICO”? PRONTO SERÁ HISTORIA

El último tercio del siglo XIX, coincidiendo con el gran impulso extraordinario de la minería del hierro, fue la gran etapa constructora de nuestra ciudad. En ese tiempo coincidieron los arquitectos Trinidad Cuartara (arquitecto municipal) y Enrique López Rull (arquitecto provincial). Fueron los “arquitectos de la ciudad” porque durante cuatro décadas monopolizaron casi la totalidad de los trabajos públicos de la ciudad, logrando de esta manera esa imagen tan armoniosa de edificios de una o dos plantas para la pequeña burguesía y las modestas casas para los barrios obreros.

De finales del siglo XIX son algunos más importantes edificios de la avenida Obispo Orberá (personaje importante de esta época), como el Teatro Apolo y el Mercado Central así como las casas de la circunvalación del mismo. El edificio del histórico “Puerto Rico” se sitúa en un esquinazo privilegiado, en un chaflán que da a dos calles, Obispo Orberá y García Alix, manteniendo un diálogo con el Mercado y el Teatro Apolo.

Ahora se nos anuncia que en pocos días será derribado totalmente. La Cruz Roja se ha hecho con este edificio y a fin de aliviar los gastos que supondría mantener la fachada original, procederá a su demolición, cuyo costo supera los 55.000 euros. Es una pena que la Cruz Roja que mantiene ese noble edificio del Parque Nicolás Salmerón en tan buenas condiciones no haya tenido la misma sensibilidad para este edificio

CON ABSOLUTA LEGALIDAD SE DESTRUYE NUESTRO PATRIMONIO

Amigos de la Alcazaba ha acudido a Urbanismo del Ayuntamiento de Almería y, examinado el expediente,  hemos comprobado que el edificio no está catalogado y por tanto carece de cualquier protección legal.  La esperanza estaba es que si a nivel individual no estaba protegido lo fuera por formar parte del entorno del Mercado Central. Pero en la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía nos confirman que el Mercado Central aún no está declarado Bien de Interés Cultural y por tanto su entorno tampoco está protegido. Tanto Ayuntamiento como la Consejería de Cultura ya han emitido los respectivos informes favorables a la demolición de este edificio. Como ninguno de los edificios de la circunvalación del Mercado tampoco está protegido, hoy toca el “Puerto Rico” y mañana tocará cualquier otro. Con absoluta legalidad se destruye nuestro patrimonio. Es un “consuelo”

.

EL ESPEJO EN EL QUE NOS MIRAMOS Y NOS VEN

Las ciudades son el espejo donde sus habitantes se miran y son vistos por los demás. Es la carta de presentación de su historia y del respeto que los ciudadanos sienten por ella. En el esfuerzo que ponen por la conservación de su patrimonio quedan reflejados sus valores éticos y estéticos, al margen de que el patrimonio constituye un importante recurso turístico y económico.

Por todo ello, pedimos a las instituciones implicadas, Ayuntamiento, Consejería de Cultura y a la propia Cruz Roja, que hagan el esfuerzo de al menos mantener la “piel” del edificio del “Puerto Rico”, que al menos conserven la fachada original de este histórico edificio. Por la defensa de nuestro patrimonio…porque  es nuestra historia

2 comments

  • Esa fachada no tiene nada de particular y comparar ese edificio con el del parque, me parece un despropósito

  • Francisco Verdegay /

    El valor de este edificio está en su emplazamiento, en el sabor que aún mantiene la Plaza del Mercado y su entorno.
    Si sólo preservamos los edificios de alto valor artístico, Almería perderá lo poco que aún le queda de su fisonomía peculiar, de aquella que hace que sea diferente de todas las demás ciudades.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol