AMIGOS DE LA ALCAZABA VISITA LA EXPOSICION «AL MARIYYA. PUERTA DE ORIENTE» ESTE JUEVES-25 A LAS 19:30 HORAS. EXCLUSIVAMENTE PARA AMIGOS DE LA ALCAZABA. LISTA DE PERSONAS ADMITIDAS

VISITA A EXPOSICION «AL MARIYYA»
MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ALMERÍA
Jueves-25 de junio a las 19:30 horas

Nos guía Manuel Ramos Lizana, comisario de la exposición y conservador del Museo de Almería

Lista de personas admitidas

ALFONSO SERRANO
MARIA LUISA MORALES
MARIA LUIS ABAD
MARIA DOLORES TORRES
ANDRES MANZANO
MARIA PEREZ
MARIA JOSE MARIN MARTINEZ
PILAR GRANADOS
DOLORES MAÑAS GARCÍA
ISABEL RODRÍGUEZ
JOSEFINA MAÑAS
MIGUEL MARTÍNEZ MOYA
MARIA LUISA GAYO
MARIA AFRICA VICENTE
JOSE ANGEL FERNANDEZ ASENSIO
MARI CARMEN CUADRADO
DOLORES ESCAMEZ
MARIA RODRIGUEZ PLAZA
RICARDO MARTÍNEZ
MONTSERRAT LAGO
FEDERICA GARCÍA FLORES
MAGADALENA GUZMÁN VICO
JERONIMO SALINAS
MARIA SANCHEZ PARRA
ENCARNI SANCHEZ QUERO
MARI CARMEN YELAMOS
SALVADOR MURILLO
JOSÉ RIVERA
ISABEL RUBIO
SEGUNDO CAÑADAS
NARCISO ESPINAR
ROSA NAVARRO CASAS
MARIA JESÚS GOROSTIZA
ANA GOROSTIZA
ANTONIA CASTILLO
MAR ZAPATA
ANTONIA ALCALDE LOPEZ
NICOLÁS SIERRA ALCALA
JERÓNIMO GUARCH
ERNESTO LÓPEZ GÓMEZ

.

.

«Almería posee una importancia y un elevado rango incomparables, tanto que los habitantes de Oriente y Occidente, musulmanes y no musulmanes, el viajero de lejanas tierras, el árabe y el no árabe se dan cita en esta ciudad, como si Almería fuera el lugar de reunión de todos los habitantes de la tierra», Al-Rusati

“Al-Mariyya. Puerta de Oriente” surge de la celebración del milenario de la taifa almeriense. La exposición se organiza en una secuencia didáctica con siete grandes secciones divididas a su vez en diversas unidades temáticas. Dichas secciones son:

•La religión.

•La ciudad. •

La casa.

•El palacio.

•La artesanía.

•El comercio.

•La guerra.

.

.

Todo ello supone una oportunidad única de aproximarse a la historia y la arqueología de un largo período de la evolución de Almería que abarca desde la irrupción musulmana del 711 hasta la definitiva expulsión de los moriscos, ya en los albores del siglo XVI. Un viaje en el tiempo con un enfoque multidisciplinar que no dejará indiferente al visitante.

En ella pueden verse piezas que el público no ha podido contemplar desde el cierre del Museo de Almería que tuvo lugar en 1991, esto es, hace veintitrés años. En aquella exposición que ya pocos recuerdan se encontraba lo mejor de las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en la Mezquita Mayor de Almería en los años treinta del pasado siglo y en la Alcazaba de Almería en las décadas de los cuarenta y cincuenta. Pero también se exhibe una buena muestra de los materiales arqueológicos exhumados en las numerosísimas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en la provincia de Almería desde el año 1984 en que la Junta de Andalucía recibió el traspaso de las competencias en materia de tutela sobre el patrimonio histórico. Pero, sobre todo, de las intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en la capital almeriense entre esa misma fecha y principios del 2015, pues pueden verse en la muestra objetos extraídos en las recientísimas excavaciones llevadas a cabo en el conocido como “Mesón Gitano”, en las faldas de la Alcazaba de Almería.

Así mismo, la exposición reúne piezas que se encuentran de forma estable en la propia sede del Museo de Almería, tanto como otras depositadas en la Alcazaba o incluso en algún espacio local, como la Colección Museográfica de El Ejido. A ellas hay que sumar las Capitulaciones de Almería de 1489, procedentes del Archivo de la Real Chancillería de Granada.

En total se exponen más de 300 piezas de todo tipo. Allí están los humildes materiales de construcción de las casas, las columnas, las refinadas decoraciones de estuco extraídas de sus paredes, las yeserías, las artesanías, los juguetes, los objetos de adorno (pendientes, pulseras, anillos…), el instrumental doméstico para el adorno y el cuidado personal, los amuletos. La moneda, el reloj, las armas, los documentos, las inscripciones, los elementos para señalar las sepulturas en los cementerios y los más curiosos epitafios de los almerienses de entonces.

Allí puede verse el esfuerzo y el trabajo de las personas humildes. En el frente de batalla, en los campos de labranza aterrazados, en las barcas de pesca, en la cocina y en los talleres artesanales: fundiciones, alfares, telares, curtidurías… Pero también se asoman allí fugazmente el alfaquí, el cadí, el rey de la taifa y el propio califa de Córdoba. El mundo urbano frente al mundo rural. Las clases dirigentes frente a la comunidad musulmana.

Allí están retratados el parto, la infancia y la madurez, las relaciones familiares, la mujer y el hombre. El trabajo, sí. Pero también el ocio. Y, sobre todo, la piedad religiosa de una población cuyo descriptor más unánime no puede ser otro que el de una sociedad islámica. Allí vemos a los fieles en oración, observando el ayuno o practicando la limosna. Vemos el cementerio y la mezquita. La pureza del alma y la paralela limpieza del cuerpo materializadas en las abluciones diarias y en la concurrencia a los baños públicos.

La exposición, organizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y comisariada por Manuel Ramos Lizana, es la consecuencia lógica de la suma y las sinergias propiciadas por el propio Museo de Almería, que ha puesto en marcha como nunca sus propios recursos y lo mejor de su trabajo en equipo para realizar una muestra que no se olvidará con facilidad. A su vez, se abren nuevas puertas de mecenazgo a favor del patrimonio histórico gracias al patrocinio de dos de las más importantes empresas de Almería, como son Michelin y Cajamar.

El Museo de Almería presenta “Al-Mariyya. Puerta de Oriente” para disfrute de propios y extraños, la mayor muestra nunca realizada sobre la cultura material andalusí

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol