¿Participación ciudadana? ¿Eso qué es lo que es?

“Una manera de Hacer Europa”. ¿Participación ciudadana? ¿Eso qué es lo que es?

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha destacado hoy que las obras del entorno de la Alcazaba suponen la “transformación urbana quizás más importante acometida en los últimos tiempos en la ciudad”. Y lleva toda la razón. Lástima que los ciudadanos nos enteremos de las actuaciones en nuestra ciudad, en las zonas más sensibles de nuestro Casco Histórico, por los periódicos y los reportajes publicitarios. Sin debate, sin opiniones.

La actuación en el entorno de la Alcazaba, decíamos siempre Amigos de la Alcazaba, era necesaria y trascendental para nuestro monumento y nuestra ciudad. Era muy necesaria, pero insistíamos en que esto que nos pertenece a todos los almerienses debería exponerse y someterse a la opinión pública, pues las consecuencias serán para muchísimos años. Se lo dijimos personalmente a nuestro Alcalde, recién nombrado, pidiéndole una “moratoria” hasta que no se analizara globalmente cuál era la “foto” final que se deseaba para el extraordinario entorno de nuestra Alcazaba.

La actual actuación de ampliación de la calle Pósito y de conexión viaria de ésta con la calle Almanzor, en el entorno del Parque de La Hoya, cuesta 1.800.000 euros. Con ese dinero cualquiera puede hacer muchas cosas, incluso cosas poco afortunadas. Con 7 millones y medio incluso se pueden hacer cosas mucho más desafortunadas. Por ejemplo, un Mesonico. Conforme vimos levantarse sus cimientos nos fuimos horrorizando de lo que se puede hacer con el dinero público y cómo se destrozaba el entorno que se pretendía regenerar. Cuatro años después de su entrega siguen haciéndole lifting facial para disimular lo que se pueda

Dice el Alcalde que la gente se quejaba de que no se hacía nada en la zona. Y es verdad, sobre todo no se hacía nada por el intolerable estado de suciedad, por el basurero en que se había convertido el entorno del principal monumento de la ciudad. Ahora quizás se diga que ya no hay motivos de qué quejarse y que quien lo haga lo hará por puro vicio.

Bajo el lema ‘Una manera de Hacer Europa’, el ambicioso ”Plan Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal” tendrá una inversión de más de 9 millones de euros. En este contexto se anuncia la 2ª fase del Parque La Hoya, consistente en la restauración paisajística y ambiental de la Hoya Vieja, hasta la muralla de Jayrán, y que se hará rescatando la idea ganadora del concurso internacional convocado en su día para la recuperación de este singular espacio. Un proyecto que recordamos y que va a cumplir el próximo día 28 diez años de su fallo. Amigos de la Alcazaba invitó a los dos ganadores a su Foro “La Alcazaba y su entorno” (2014), al igual que al arquitecto Pedro Salmerón, autor del Plan Director de la Alcazaba. Diez años después ni lo uno ni lo otro se ha realizado.

Pero en este tiempo hemos podido respirar de que no se hubiese realizado nada en la Hoya. ¿Saben que entre algunos proyectos presentados había algunos que contemplaban auditorios, instalaciones deportivas y mucho cemento por doquier? Sólo hace 10 años. El tiempo nos dio una tregua para la reflexión. Amigos de la Alcazaba mantiene que la actuación en esa zona debe ser minimalista, sólo de regeneración paisajística, pues justo ese paisaje, ese diálogo formado por las murallas de San Cristóbal y la Alcazaba a través de la Hoya es único. Así lo han manifestado los expertos en patrimonio, en la teoría y la práctica. Uno de ellos, indiscutible personalidad de la cultura nacional, dijo que debería declararse Paisaje Cultural

Que conste que los ganadores del Concurso Internacional de Ideas eran personas muy sensibles, grandes arquitectos, pero sujetos a los pliegos de condiciones que exigían un concepto de “parque” ciertamente discutible. Basta ver la imagen que se acompaña del proyecto, que era el mejor. Sin embargo, la opinión personal de los días arquitectos coincidía con lo que estamos diciendo. Como anécdota, nos comentaban que ellos vinieron a Almería y vieron la Hoya por primera vez cuando decidieron presentarse al concurso, Al ver la Hoya se dijeron: “pero si aquí no hay que hacer más que conservar lo que se ha conservado mil años”. Pues eso.

No dudamos de las buenas intenciones de nuestras autoridades, pero criticamos  que no someten sus proyectos a la consideración pública, sobre todo si están tan convencidos de ellos. Su proceder no es la “Manera de Hacer Europa”.

En 10 años podemos encontrarnos con una muralla forrada de acero corten, un Mesonico, un farallón descomunal que se construyó para sostener una ¡carretera! que pasa a 8 metros de la puerta de la Alcazaba, un vial de asfalto que bordea el monumento con su avenida de farolas (ver la imagen que se acompaña) y finalmente un Parque de la Hoya descontextualizado de sus auténticos valores.  Todo ello puede romper irreversiblemente un entorno que ha sido privilegiado, salvo por el abandono al que ha estado sometido tantos y tantos años. Abandono que ha contribuido paradójicamente ha mantener parte de sus valores.

 

Etiquetas

top
EnglishEspañol