La Fiscalía admite la denuncia por el Acueducto de las Cumbres

Admitida a trámite la denuncia por la destrucción del Acueducto de las Cumbres de Huércal de Almería

La Asociación Amigos de la Alcazaba celebra la apertura de diligencias y junto a Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo y Acuíferos Vivos se presentará como acusación popular

“Su denuncia presentada ante esta Fiscalía cuya copias se adjuntan, dio lugar a las Diligencias de Investigación nº1 125/21 en las que con esta fecha se ha presentado Denuncia ante el Juzgado de Instrucción Decano de Almería”. Con esta misiva firmada por el Fiscal de Urbanismo y Medio Ambiente, José María López Cervilla, la Fiscalía ha comunicado a la presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, la admisión a trámite de la denuncia presentada, además de por la Asociación, por Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo y Acuíferos Vivos, el 3 de septiembre, tras la destrucción del Acueducto de las Cumbres de Huércal de Almería, un elemento patrimonial representativo de la Cultura del Agua.

Hay que recordar que este elemento fue destruido con fecha de 26 de julio de este año por la empresa promotora Alvores que, conociendo la litigiosidad del asunto procedió a ejecutar los trabajos autorizados en los actos urbanísticos aprobados por el Ayuntamiento de Huércal de Almería, a pesar de los recursos administrativos interpuestos por diversas asociaciones.

En la argumentación de los denunciantes se indica que el Acueducto de las Cumbres debería haber sido protegido con las normas subsidiarias del municipio e indica que “la no existencia de Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) y su sustitución y simplificación por un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), incumple por tanto la normativa comunitaria y estatal y anula de pleno derecho el último proceso de revisión del PGOU, así como las actuaciones urbanísticas derivadas del mismo”.

Las partes denunciantes han adelantado su intención de personarse como acusación popular en la causa judicial  para esclarecer los hechos del daño causado a nuestro patrimonio histórico.

Una historia para no dormir

Hace 6 años la Junta de Andalucía resolvió proteger de manera colectiva 46 elementos relacionados con la Cultura del Agua de Almería. Se destacaban de este conjunto hidráulico sus enormes “valores arquitectónicos, etnográficos, sociológicos y económicos que justifican su protección”. El Acueducto de las Cumbres estaba inicialmente entre esos elementos valiosos a proteger. Sin embargo, finalmente no se incluyó debido a la aceptación de las alegaciones de la empresa propietaria de los terrenos, ‘Alvores’, que ya planeaba su urbanización. Cultura no cumplió entonces con la tarea de proteger lo que ella misma consideraba valioso y el Ayuntamiento de Huércal en todos estos años tampoco ha hecho nada en favor de este bien, pese a conocer perfectamente la suerte que aguardaba al acueducto, un bien patrimonial que el Ayuntamiento exhibe con orgullo en su propia web.

La situación del acueducto trascendió a la opinión pública cuando algunos vecinos de Huércal alertaron a Amigos de la Alcazaba, que denunció el caso. Fue a partir de entonces cuando se produjo un diálogo con el alcalde y la propia empresa. Desde la Plataforma en defensa del Canal de San Indalecio y la Cultura del Agua, constituida por Amigos de la Alcazaba, Vecinos Huércal de Almería, Ecologistas en Acción,  Asociación de Vecinos la Palmera, Grupo Ecologista Mediterráneo y Acuíferos Vivos, se defendió la coexistencia del acueducto y la urbanización era posible, deseable y positiva para los vecinos y la propia urbanización. La empresa, por el contrario, jamás tuvo entre sus proyectos conservar el acueducto.

Etiquetas

top
EnglishEspañol