“AMIGOS DE LA ALCAZABA PIDE A VENZAL QUE SALVE EL CHALET DE LA MARINA”, artículo del periodista de IDEAL, Fran Gavilán

Artículo del periodista FRAN GAVILÁN
“Ideal”, 15 de septiembre de 2014
Enlace a la noticia

El edificio, construido en los años veinte, está reconocido con el nivel 2 de protección en el PGOU que aprobará en breve el Ayuntamiento de Almería

“La asociación Amigos de la Alcazaba ha solicitado al Ayuntamiento de Almería que salve de la demolición del Chalet de La Marina ante las obras de recuperación ambiental del delta del río Andarax y la prolongación del Paseo Marítimo, cuya primera fase de ampliación ya ha finalizado con la continuación del existente en unos 328 metros lineales.

El colectivo conservacionista ha enviado un escrito dirigido al concejal del Área de Urbanismo del Consistorio almeriense, Pablo Venzal, exponiendo «los valores históricos» del ‘chalet de la Marina’, cuya existencia peligra ante el inicio de la segunda fase de ampliación del Paseo Marítimo, que contempla la prolongación del Camino de Ribera existente en 480 metros y la construcción de una nueva zona de aparcamientos para 106 vehículos.

Según reza el escrito de Amigos de la Alcazaba, consultado por IDEAL, el Chalet de la Marina fue construido a finales de los años veinte por el arquitecto Enrique López Rull, que junto a Trinidad Cuartara «son los artífices de esa ‘ciudad horizontal’ que lamentablemente los almerienses hemos perdido poco a poco», señalan los miembros del colectivo en el escrito dirigido a Pablo Venzal y con fecha del pasado 2 de septiembre.

En este sentido, los conservacionistas describen la finca, situada a escasos metros del búnker de la Guerra Civil, como un tipo de vivienda unifamiliar de recreo, «un edificio característico de la arquitectura doméstica burguesa almeriense que se construían en la periferia de la ciudad, especialmente en las zonas de la Loma de Acosta (‘Casa del Cine’), Rambla de Belén (Cortijo Fischer y Cortijo Góngora) y la playa (como este Chalet de la Marina)», entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Según señaló a este periódico el vicepresidente de la asociación Amigos de la Alcazaba, Francisco Verdegay, el Chalet de La Marina «está reconocido» con el nivel 2 de protección, al igual que la Plaza de Toros, la Casa de las Mariposas o el Mercado Central, en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) que será aprobado próximamente por el Ayuntamiento de Almería. «Por lo tanto, su valor arquitectónico es muy importante y sería una equivocación demolerlo», apuntó Francisco Verdegay, quien puso en relieve «la mala situación» y «la gran pérdida» de patrimonio que ha sufrido la capital almeriense en su historia más reciente. «Si tenemos la oportunidad de salvar un edificio, lo lógico es exigirlo al Ayuntamiento», defendió el vicepresidente de Amigos de la Alcazaba.

Propuesta de uso

El escrito de Amigos de la Alcazaba dirigido a Venzal resalta, asimismo, que la expropiación de la finca a la que pertenece este edificio y la prolongación del Paseo Marítimo sitúan al Chalet de la Marina en «un lugar privilegiado». «Es una oportunidad de oro para dar un uso a este edificio y lograr un beneficio para todos los almerienses», destacan en el escrito la asociación conservacionista.

Francisco Verdegay, que también mantuvo una reunión con Pablo Venzal a principios de julio con el objetivo de transmitirle el valor histórico del edificio, indicó a IDEAL que «sería muy importante» que el Ayuntamiento de Almería «estudiara de forma pormenorizada» los posibles usos del Chalet de la Marina que, aparte de mantener su conservación, «permitieran» convertirlo en algún de establecimiento relacionado con el turismo y la hostelería.

«Sería una gran irresponsabilidad de nuestro Ayuntamiento destruir un edificio que no solo forma parte de nuestro patrimonio histórico, tan maltratado desde hace medio siglo, sino que el mismo PGOU reconoce sus valores y le dota de un alto nivel de protección», añadió Verdegay.

Amigos de la Alcazaba ha pedido al concejal de Urbanismo, Pablo Venzal, que «haga suya» esta propuesta y que la defienda en el próximo pleno que celebre el Ayuntamiento de Almería, «tal y como hizo con el edificio del Convento de las Adoratrices, también del arquitecto López Rull, que por fortuna se ha salvado para el enriquecimiento del patrimonio almeriense»”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol