“RESTAURACIONES DE VANGUARDIA EN ANDALUCÍA. Consideraciones críticas sobre la gestión del patrimonio histórico”, en la revista “CULTURA DE ANDALUCÍA”

“CULTURA EN ANDALUCIA” publica un artículo de la arqueóloga Milagros Soler Fernández titulado RESTAURACIONES DE VANGUARDIA EN ANDALUCÍA. Consideraciones críticas sobre la gestión del patrimonio histórico”, en el que pone en solfa la política restauradora de la Junta de Andalucía, con ejemplos dedicados a nuestra provincia: la Muralla de Jayrán, el Mausoleo de Abla y el Castillo de Bacares.

Venus Corten a punto de un corten de mangas

Milagros Soler recoge algunas de las críticas formuladas a la Consejería de Cultura por instituciones culturales, medios de comunicación, foros de intelectuales y asociaciones que trabajan por nuestro patrimonio, como Amigos de la Alcazaba:

  • Utilización inadecuada de materiales (acerco corten, maderas, revestimientos agresivos, etc.) que han causado lesiones considerables y daños irreversibles en los monumentos restaurados.
  • Falta de respeto y sentido estético a la hora de mimetizar la restauración dentro del contexto histórico en el que ésta se localiza.
  • Protagonismo excesivo de los arquitectos, que han manifestado más interés en resaltar su intervención personal en la obra sobre la que trabajan  que en resaltar los valores del monumento, objeto de su proyecto.
  • Falta de colaboración con historiadores y arqueólogos, lo que ha supuesto la desaparición irrecuperable, total o parcial, de algunos de los monumentos restaurados.
  • Prisa en terminar las obras emprendidas, por estar condicionadas a calendarios políticos, premios de arquitectura o plazos de ejecución de subvenciones europeas.
  • Ausencia de equipos interdisciplinarios en los que se consideren la opinión de documentalistas, historiadores y arqueólogos.
  • Prescindir de la opinión pública, al no tenerse en cuenta protestas y manifestaciones para solicitar al gobierno de la Junta de Andalucía que corrija o introduzca modificaciones en los proyectos realizados, siendo considerados solamente los criterios políticos y las aspiraciones personales de los responsables del proyecto.
  • No considerar las leyes y recomendaciones recogidas en las legislaciones autonómicas, nacionales y europeas”.

 Es decir, los argumentos que venimos esgrimiendo los Amigos de la Alcazaba y que van desde los aspectos legales y técnicos sobre el trato a nuestro patrimonio histórico a la actitud antidemocrática de quienes administran el patrimonio de los ciudadanos, en un nuevo concepto posmodernista de “democracia sin ciudadanos“, del que habla la filósofa Victoria Camps. Dicho todo esto, a la propia autora del artículo no le queda más remedio que recurrir a  la ironía para describir los atropellos que la Consejería de Cultura, desatendiendo la opinión ciudadana pero con el dinero y el patrimonio de los ciudadanos, ha llevado a cabo estos últimos años para gloria exclusiva de los propios políticos y de sus arquitectos.

El Mausoleo de Abla, ¿mausoleo romano o urinario público? Obra de Yolanda Callejón y Jesús Basterra

 En el MAUSOLEO ROMANO DE ABLA se han ignorado “las pautas establecidas por la ley de patrimonio“, llegando “a ser confundido con un urinario público“. Eso pese a que el coste de la restauración:  ¡35.000 euros el metro cuadrado de planta!  Yolanda Callejón, ante las críticas generalizadas,  declaró: “Se ha hecho una intervención respetuosa, que deja al descubierto la realidad histórica del mausoleo, resultando una imagen externa acorde con la antigüedad del mismo“. Delegada: Yolanda Callejón. Arquitecto: Jesús Basterra.

 El CASTILLO DE BACARES, pese a sus reducidas dimensiones, 140 metros cuadrados en dos plantas, ha costado 639.239 euros. O sea a más de 4.500 euros el metro cuadrado. Ni en la Castellana de Madrid. La restauración otra vez a base de metal, cuyo brillo, ya dijimos, parece que enamora a la Junta. Delegada: Yolanda Callejón. Arquitecto: José María García.

 En cuanto a la MURALLA DE JAYRÁN la arqueóloga señala: “La inadecuada utilización de material como el  acero corten, el agresivo impacto paisajístico y los daños causados por el anclaje de las láminas en muros y cimentación han hecho de la restauración una actuación duramente criticada, tanto a nivel popular como por arquitectos y arqueólogos“. Delegada: Yolanda Callejón. Arquitecto: Jesús Basterra.

La “muralla de la vergüenza”. Obra de Yolanda Callejón y Jesús Basterra

Finalmente, la arqueóloga Milagros Soler finaliza con un trabalenguas rimado (“La muralla de Jayrán/¿Quien la descortentará?/ El descortentador que la descortente/ Buen descortentador será“) y se une a nuestra iniciativa “humor patrimonial” recreando la reconstrucción de algunos bienes patrimoniales con el socorrido acero corten, del que ofrecemos este ejemplo.

El Partenón Corten soñado por Yolanda Callejón y Jesús Basterra

VER “CULTURA DE ANDALUCÍA

Etiquetas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top
EnglishEspañol