Manifiesto de las asociaciones almerienses de Patrimonio Cultural

III ENCUENTRO

Manifiesto III Encuentro Provincial de Asociaciones de Patrimonio Cultural

Las asociaciones de Patrimonio Cultural de Almería, reunidas en su III Encuentro Provincial del día 30 de marzo, acuerdan suscribir el siguiente Manifiesto

 

I.- Significado del Patrimonio Cultural

Primero.- El Patrimonio Cultural constituye un legado tan inmenso que conservarlo, defenderlo y promoverlo no puede ser una tarea exclusiva de las instituciones públicas, pese a su irreemplazable acción y legitimidad. Todo empieza por implicar a los propios habitantes, a cada uno de los ciudadanos, como legítimos propietarios del patrimonio. Por ello es fundamental crear figuras de participación ciudadana, que son actualmente ignoradas, y fortalecer el papel de las organizaciones sociales en los procesos de defensa y conservación del patrimonio cultural

Segundo.-Reivindicamos el Patrimonio Cultural como vínculo entre el pasado y el futuro, como imprescindible comunicación entre culturas y territorios, como activo recurso social necesario en una sociedad moderna y avanzada y como gran oportunidad de desarrollo y de creación de riqueza en su entorno próximo. No defendemos una memoria nostálgica del pasado sino la memoria patrimonial como puente entre el ayer y el hoy.

Tercero.- El concepto de Patrimonio Cultural se ha enriquecido en los últimos tiempos con nuevos criterios que vienen a complementar los tradicionales. El Patrimonio ya no es sólo el bien patrimonial, sino también su contexto, el espacio propio de las relaciones con aquello que lo rodea que se ha ido construyendo históricamente. Tanto el paisaje como los bienes medioambientales vinculados son dignos de protección, defensa y puesta en valor como componentes que revelan otras relaciones menos agresivas con el entorno. Las administraciones públicas deben tener en cuenta, tanto en la legislación como en su gestión cotidiana, estos cambios para una adecuada valoración y protección de los bienes patrimoniales.

 

II.- El Patrimonio de Almería

Cuarto.– El Patrimonio Cultural constituye una de las mayores riquezas y señas de identidad en la provincia de Almería en todas sus variantes: histórico-artístico, arqueológico, museístico, castellológico, paisajístico, documental, paleontológico, etnográfico, inmaterial, industrial, minero y salinero, entre otros, suponiendo un valor que nos define tanto globalmente como individualmente a cada comarca. Ese Patrimonio Cultural adolece de enormes deficiencias en su investigación, conservación y puesta en valor. Si queremos que este Patrimonio cumpla con su función social, cultural y económica y mejore su posicionamiento regional, nacional e internacional,  debe recibir un mayor reconocimiento y ocupar un papel mucho más relevante en los objetivos, planes e inversiones de las distintas administraciones.

 

 

III.- Importancia de las asociaciones ciudadanas en la difusión y defensa del patrimonio

Quinto.– En las últimas décadas han surgido en nuestra provincia abundantes asociaciones y plataformas fruto del compromiso  de la sociedad civil almeriense con los testigos de nuestro pasado. Son colectivos que desempeñan un importante papel en la difusión, defensa y disfrute del Patrimonio, aportando conocimiento, trabajo y valor y llevando a cabo una labor de interlocución entre la sociedad y la administración. Ni el Patrimonio, ni cualquier política patrimonial, se puede sostener sin el apoyo ciudadano, en el que cobran especial importancia asociaciones sectoriales, legalmente constituidas y registradas, así como las plataformas.

Sexto.- Sin embargo estos colectivos no encontramos en la Administración una actitud positiva hacia nuestra participación democrática, como correspondería al marco legal de nuestra Autonomía,  nuestro Estado y los acuerdos internacionales. Al escaso margen que la legislación permite para la participación ciudadana se une la interpretación restrictiva de la misma por parte de los responsables políticos almerienses que impiden que las asociaciones estén representadas en los convenios interadministrativos y en las comisiones de participación y seguimiento de los planes y proyectos de gestión del Patrimonio Cultural. No se van a conseguir avances ni mejoras de resultados si las administraciones públicas no cambian la actitud de recelo y desconfianza frente al asociacionismo patrimonial por otra de respeto y participación. Un ejemplo es la falta de voluntad política para poner en marcha la Comisión Municipal de Patrimonio que el Pleno del Ayuntamiento de Almería aprobó por unanimidad hace ya tres años.

 

IV.- Propuestas

Séptimo.-  Pedimos la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 y de la Ley de Patrimonio de Andalucía de 2007 para reconocer de forma expresa y taxativa la participación ciudadana, y solicitamos la inclusión de las asociaciones representativas en cuantos órganos colectivos de planificación y gestión patrimonial existan. Mientras la ley se modifica, aprovechando las posibilidades que la legislación actual permite, solicitamos estar representados en las Comisiones Provinciales de Patrimonio así como en los distintos órganos colectivos de gestión patrimonial en el ámbito de las Corporaciones municipales. Solicitamos así mismo que se tengan en consideración las aportaciones y propuestas de las asociaciones ciudadanas en la elaboración de las estrategias de protección, conservación, intervención y puesta en valor de nuestro patrimonio.

Octavo.– Exigimos comunicación y transparencia en todas las políticas relativas al Patrimonio, lo que significa tener informadas a las asociaciones en el ámbito territorial o funcional que les corresponde en todas las fases de la implementación de dichas políticas. No tiene sentido la reticencia, la obstaculización o incluso, la oposición abierta a las propuestas de organización de actos culturales, de petición de información… Tampoco deben ocultarse o silenciarse ante la opinión pública hallazgos y excavaciones arqueológicas o los éxitos contra la delincuencia patrimonial.

Noveno. – Solicitamos también que la ley se modifique para potenciar las donaciones e inversiones privadas, anulando los absurdos impedimentos legales que las limitan, así como que se reconozcan e integren en la ley el Patrimonio Paleontológico y los nuevos patrimonios. Igualmente resulta fundamental la protección a funciones y colectivos que denuncien malas prácticas patrimoniales de la administración.

 

V.- Relación entre asociaciones y colectivos

Décimo.-Consideramos muy positivo y necesario el encuentro periódico entre las asociaciones y colectivos  de defensa del Patrimonio y coincidimos en la necesidad de que exista una mayor coordinación y cooperación entre todas las entidades para poder llevar a cabo nuestra labor con mayor eficacia. Para ello buscaremos de cara al próximo Encuentro fórmulas flexibles y operativas que nos permitan llevar a cabo esta coordinación y mientras tanto nos comprometemos a mantenernos en contacto, intercambiando información y experiencias.

III ENCUENTRO

Asociaciones y colectivos:

Abuxarra de Adra,

Acción por Almería,

Acuíferos Vivos,

Agrupación Folclórica Alcazaba,

Amigos de la Alcazaba,

Amigos del Castillo de Vélez Blanco,

Amigos del Ferrocarril de Almería,

Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar,

Asociación Cultural Athenaa, El Ejido

Bicentenario de los Coloraos,

Centro de Documentación y Sala-Museo Gabriel Cara,

Centro Virgitano de Estudios de Berja,

Chanca-Pescadería A Mucha Honra,

Fundación de Arte Ibáñez Cosentino,

Graeca,

Nueva Bayyana,

Recuperación de la Memoria Democrática,

Salvemos el Salar de los Canos y el Territorio,

Salvemos Las Salinas

Unidos por Turaniana.

 

 

Etiquetas

top
EnglishEspañol