Si queremos vivir y disfrutar del patrimonio la primera tarea es restaurarlo

CURSO DE VERANO

Miguel Ángel Troitiño, la lucidez de uno de los mejores expertos de España

“La primera función del patrimonio es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. “El patrimonio se conservará si tiene uso”. “En Almería aún no se ha comenzado, pero tenemos todo el camino por delante”

CURSO DE VERANO

Miguel Ángel Troitiño, catedrático de la Universidad Complutense, es una de las personalidades más reconocidas en el conocimiento del patrimonio cultural y el turismo. Ha participado en experiencias de planificación de ciudades y ámbitos territoriales de diversas escalas (Ávila, Cuenca, Madrid, Alhambra, Aranjuez, Gredos, Guadarrama, Valle del Tiétar, etc.), director Grupo de Investigación “Turismo, Patrimonio y Desarrollo” y de estudios y proyectos de investigación (La Alhambra, Toledo, Cuenca, Salamanca, Santiago de Compostela, Ávila, Madinat-Al-Zahara, Carmona, Misiones de Brasil, Colonia del Sacramento, Alcazaba de Almeria, etc.). Premio Nacional de Urbanismo (1981) y Premio Europeo de Urbanismo (2002)

Su participación en nuestro Curso de Verano ha sido muy importante, pues su experiencia se traduce en una gran lucidez para detectar los problemas. En un país en el que el turismo representa el 20 por ciento de la economía el diagnóstico actual para Almería es muy realista: “Aún no se ha comenzado. Todavía Almería no supone un punto de destino cultural a nivel nacional. Sin embargo, lo mejor es que tenemos todo el camino por delante”.

Antonio Jiménez Martínez, el alma del “Milagro de Albarracín”

“Si queremos vivir y disfrutar del patrimonio la primera tarea es restaurarlo”

CURSO DE VERANO

El Director Gerente de la Fundación Santa María de Albarracín es el alma del Milagro de Albarracín. Antonio Jiménez además fue promotor de la gran transformación de Albarracín, creando un modelo de gestión y dinamización coherente con el patrimonio, que ha despertado el interés en diferentes expertos y campos profesionales,

Un pueblo de 1.000 habitantes que hace 22 años mantenía su patrimonio en un lamentable estado de abandono y ahora es posible candidato a Patrimonio de la Humanidad. “Si queremos vivir y disfrutar del patrimonio la primera tarea es restaurarlo”. Y Antonio Jiménez se puso al frente para acometer esta tarea que en 22 años ha servido para restaurar 30 inmuebles (palacios, catedral, edificios religiosos, murallas, viviendas…) y casi 1.400 bienes muebles, además de organizar más de 140 cursos y seminarios nacionales, 135 exposiciones, 261 conciertos, ser un hervidero de restauradores (1.368), artistas, profesionales, fotoperiodistas (200)… Hoy la Fundación Sª Mª de Albarracín cuenta con un Palacio de Congresos, 3 Residencias, 1 centro de restauración, 1 centro de información, 2 museos…

CURSO DE VERANO

Pero el Milagro de Albarracín tiene su base en un modelo de gestión que se basa en tres pilares: 1º. Recuperar y restaurar el patrimonio arquitectónico y mueble y proyección cultural de este patrimonio; 2º. Copoarticipación de las Administraciones locales y regionales además de la empresas privada; 3º. Ser gestionado por un técnico independiente de intereses partidistas.

Nos preguntamos qué sería de la Alcazaba con este modelo de gestión.

Coincide con Troitiño en que la clave para gestionar el patrimonio es la gestión integral. “No podemos ir dos por tres calles, hay que crear una herramienta de gestión y de proyección ordenada, en nuestro caso la Fundación Santa María del Albarracín en colaboración con instituciones públicas y privadas, con los ciudadanos o con quién haga falta pero crear un plan de proyección ordenada e integral

CURSO DE VERANO

CURSO DE VERANO

CURSO DE VERANO

Etiquetas

top