Los primeros choques con los moriscos sublevados en Almería, de Justo Pageo

MORISCOS Justo Pageo

El fracaso en Benahadux de los moriscos, que pretendían la conquista de la ciudad de Almería, clave en el fracaso de la rebelión morisca.

Más de 120 personas asistieron anoche en el Museo de la Guitarra a la primera de las cuatro conferencias que forman parte del amplio programa de Amigos de la Alcazaba dedicado al 450º aniversario de la Rebelión de los Moriscos. Un hecho histórico fundamental para la historia de la provincia y de la ciudad, pues tuvo que ser repoblada casi en su totalidad tras su expulsión.

Magnífica conferencia ‘Los primeros choques con los moriscos sublevados en Almería: los casos de Benahadux y del Peñón de Inox’, del escritor y documentalista Justo Pageo Ruzafa. “Querían tomar Almería como plaza fuerte, al ser puerto de mar, para contar con el avituallamiento de turcos y berberiscos y en Benahadux quisieron concentrar efectivos. Ya estaban en comunicación con moriscos del interior de la ciudad, pero los del interior no se sublevaron. Esto, sumado a que las milicias de aquí fueron a buscarlos, hicieron que militarmente fuese un fracaso para los moriscos, porque había mucha desigualdad en la arcabucería y la caballería”, detalla Pageo

El documentalista destaca que “hay que recordar que fue una fecha muy temprana, apenas se habían sublevado en Granada, habían tratado de sublevar el Albaicín y no lo consiguieron, cuando un día o dos después ya estaban aquí, a primeros de enero, concentrados en Benahadux”. El porqué de la derrota gira en torno a dos ejes: no medir sus fuerzas y pensar que las ciudades caerían tan fácil como los pueblos del interior. “Sobrevaloraron sus fuerzas. Ellos sumaron pronto todos los pueblos del Andarax y las Alpujarras porque eran mayoría, pero en la ciudad no lo eran tanto y si no había tropas, había milicias. Los moriscos estaban crecidos porque en los pueblos había pocos cristianos viejos y se hicieron con ellos casi sin resistencia. Se hicieron con todo el territorio, pero las conspiraciones son muy difíciles, nunca es todo tan exacto como lo ve sobre el papel”.
MORISCOS Justo Pageo

En cuanto al episodio del Peñón de Inox, también analizado en la conferencia de ayer. Justo Pageo relata que “pasó un mes después, en el actual término municipal de Níjar, en plena Sierra Alhamilla. Allí se concentró un grupo de moriscos muy numeroso, pero lo que querían era exiliarse, no era una acción militar. Había mujeres, niños, llevaban joyas, las cosas más fácilmente transportables. La misma milicia, que ya le había tomado la medida, fue auxiliada por una tropa de infantería de marina que desembarcó en el puerto, de las galeras reales, que ya estaban aquí, con muchas armas y caballería, fue una matanza y los que no fueron asesinados fueron tomados como esclavos”, concluye el documentalista y escritor.

MORISCO LOGOS

Con la colaboración de Kuver Producciones y el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, las actividades en torno a este hito histórico de la ciudad y provincia se prolongarán hasta el 10 de noviembre, cuando se celebrará el último de los cuatro itinerarios programados y que permitirán conocer los lugares de los hechos y claves para el desarrollo final de la contienda.

Etiquetas

top