¿Un Museo de las Fortificaciones de Almería?

@ Amigos de la Alcazaba

Amigos de la Alcazaba ha presentado un escrito al Ayuntamiento de Almería proponiiendo que el Chalet de la Marina sea rehabilitado y convertido en un Centro de Interpretación de las Fortificaciones de Almería

Éste es parte del escrito remitido el pasado 11 de octubre al Ayuntamiento almeriense:

El Chalet de la Marina

Es la vivienda unifamiliar situada en Avda. Cabo de Gata, junto a la desembocadura del río Andarax, que incluida en la propuesta de PGOU de 2012 con nivel 2. Pese a ello, en septiembre de 2014 estuvo a punto a ser derribada por las máquinas, por lo cual Amigos de la Alcazaba solicitó al Ayuntamiento de Almería (escrito de 02/09/2014) que salvara al Chalet de la Marina por sus valores históricos artísticos, reconocidos en el propio PGOU-2012, en su ficha 73. Esta demanda fue atendida de manera inmediata, lo cual valoramos muy positivamente. También ha sido muy positivo el hecho de que en la propuesta de ampliación del Catálogo de edificios protegidos,  aprobada por el Ayuntamiento en noviembre pasado, se consideró incluir el Chalet de la Marina, junto a otros 19 edificios más, para su mejor protección.

CHALET DE LA MARINA

Sin embargo, pese a los positivos pasos dados para proteger al Chalet de la Marina, observamos un progresivo deterioro del edificio por falta de uso público. Amigos de la Alcazaba propone la rehabilitación del Chalet de la Marina unido a un proyecto museístico atractivo, de potencial cultural para la ciudad  y como recurso turístico.  A este fin Amigos de la Alcazaba traslada al Ayuntamiento de Almería su idea sobre el posible uso del edificio

La propuesta de Amigos de la Alcazaba para el Chalet de la Marina:  Centro de Interpretación de las Fortificaciones de la Costa de Almería

El Chalet de la Marina, uno de los últimos edificios históricos de la arquitectura de recreo.

El chalet de la Marina fue construido a finales de los años veinte por el gran arquitecto Enrique López Rull, artífice junto al arquitecto municipal Trinidad Cuartara de esa “ciudad horizontal” que lamentablemente los almerienses vamos perdiendo poco a poco. Corresponde a un tipo de vivienda unifamiliar de recreo, un edificio característico de la arquitectura doméstica burguesa almeriense que se construía entre finales del siglo XIX y principios del XX en la periferia de la ciudad, especialmente en las zonas de la Loma de Acosta (“Casa del Cine”), Rambla de Belén (Cortijo Fischer y Cortijo Góngora) y la playa (como este Chalet de la Marina).

Se encuentra situado en la línea de costa, al final del Paseo Marítimo, un lugar más que privilegiado donde en estos momentos está llevando a cabo importantes obras de regeneración y mejora. A pocos metros del edificio se encuentra un búnker de los años de la Segunda Guerra Mundial y no muy lejos de éste, a ambos lados de la desembocadura del río, otros dos búnkeres más.

CHALET DE LA MARINA

La rehabilitación del Chalet de la Marina y un proyecto museístico en torno a la historia de la historia de las fortificaciones de Almería

Las características el edificio, su diálogo con el mar, las cercanas construcciones defensivas y el entorno, permite construir un proyecto museístico en torno a la historia de las fortificaciones de Almería, que además consideramos que no debe ser gravoso, tanto su realización como su mantenimiento, para las arcas municipales.

Almería y la defensa de su costa, desde su fundación hasta la Guerra Civil española

La situación de Almería en relación al Mediterráneo y las costas africanas en particular hicieron que la defensa militar fuera siempre una seña de identidad en nuestra historia.

La propia creación de la ciudad de Almería en el 955 por el califa Abderramán III responde a la necesidad de proteger las costas del Califato de Córdoba ante las amenazas del imperio fatimí del norte de África. Ello dará lugar a la instalación de la flota militar califal y el amurallamiento de la nueva ciudad.

Del siglo XIII al XV, el Reino de Granada reforzó considerablemente su frontera costera con un importante sistema defensivo de torres y atalayas.

Tras la reconquista de los Reyes Católicos la ciudad, a punto de desaparecer por diversos factores, se refundó debido a la importancia de su situación estratégica para hacer frente a los peligros del mar, dando origen al castillo de la Alcazaba (tercer recinto) y a la Catedral-Fortaleza, además de un conjunto de fortificaciones que rodeaban la ciudad y se extendían por toda la costa. El impulso de Felipe II fue determinante en la creación de un verdadero plan de fortificaciones costeras frente al peligro turco y la piratería berberisca. En el siglo XVIII la nueva dinastía borbónica asumió un nuevo plan de fortificaciones, con reparación de las existentes y la edificación de otras nuevas, pasando de 28 fortificaciones en el siglo XVI a 110 a finales del siglo XVIII.

La última barrera militar de la costa fueron los años de la Guerra Civil y Segunda Guerra Mundial, cuando se creó un conjunto de búnkeres de hormigón y otros sistemas defensivos para hacer frente a posibles desembarcos. Se trata de un patrimonio cultural extraordinario de 56 construcciones defensivas, muchas de ellas en nuestro municipio: búnkeres, trincheras, bases con baterías de defensa… A ello hay que añadir en la capital la importancia de los Refugios de la Guerra Civil así como los kioscos de entrada a los mismos,  que aún resisten el paso del tiempo.

Evaluación del posible coste de la rehabilitación del edificio y la creación del Centro de Interpretación dedicado a la historia de las Fortificaciones de la costa de Almería.

Valoramos el presupuesto total en unos 385.000 euros, de los cuales 250.000 sería de gastos de obra y los restantes 135.000 euros para estudio histórico, proyecto museístico, estudios económicos y de gestión, proyecto técnico, dirección y servicios y otros. El ámbito abarcaría además del edificio el búnker próximo y otro de la desembocadura del río, así como la adecuación del entorno.

El plan de actuación sería de tres años, dedicando 2019 para todos los estudios técnicos (con un coste de 80.000 euros) y los ejercicios de 2020 y 2021 para la realización de las obras y del proyecto museístico (presupuesto e 305.000 euros). Consideramos que del total presupuestado de 385.000 euros, el Ayuntamiento debería aportar un 30% de recursos propios y el resto a través de la financiación DUSI. La puesta en valor sería en 2022, con plan de gestión de uso.

Ofrecimiento de asesoramiento de Amigos de la Alcazaba

Amigos de la Alcazaba, que es la más numerosa delegación provincial de la Asociación de Amigos de los Castillos de España, se ofrece a asesorar y colaborar en este proyecto.

Un importante elemento patrimonial y un recurso cultural y turístico para la ciudad

Consideramos que este proyecto, además de consolidar un importante elemento patrimonial puede convertirse en un elemento cultural y turístico relevante para la ciudad.

Etiquetas

top