‘Sospechosos’ por denunciar la destrucción de un yacimiento

CHUCHE

EL MUNDO, 19 de marzo

Por Miguel Cabrera

‘Sospechosos’ por denunciar la destrucción de un yacimiento

http://www.elmundo.es/andalucia/2017/03/19/58cd7d3be5fdea300b8b4587.html

La Guardia Civil investiga a los conservacionistas que protestaron en El Chuche

Las obras de una rotonda se llevan por delante un yacimiento de la Edad del Cobre

“La Guardia Civil ha abierto una investigación para identificar a quienes organizaron y convocaron el pasado 11 de marzo una concentración en el yacimiento arqueológico de El Chuche, en Benahadux (Almería), declarado Bien de Interés Cultural (BIC), para reivindicar su importancia y protestar por los destrozos sufridos durante las obras de una rotonda, acometidas por el Ministerio de Fomento. En cambio, la Subdelegación del Gobierno admite que por ahora no ha investigado los daños producidos en el yacimiento.

Este periódico ha podido saber que agentes de la Guardia Civil de Huércal de Almería han llamado en los últimos días por teléfono a representantes de distintas asociaciones culturales que participaron en la concentración, que no fue comunicada a la autoridad gubernativa, como obliga la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión.

La celebración de la concentración sin comunicación previa, en este caso a la Subdelegación del Gobierno, podría considerarse como una falta leve atendiendo a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, y podría suponer una sanción de 100 a 600 euros para los organizadores o promotores.

Los agentes han preguntado, por ejemplo, a responsables de la Asociación de Amigos de la Alcazaba y de la Asociación de Amigos del Museo de Benahadux, dos de las que participaron, quién convocó la concentración, si interrumpieron en algún momento el tráfico y si podían identificar a algunos de los asistentes.

Los miembros de las asociaciones han explicado que la concentración surgió como un acto espontáneo durante el viaje en autobús de alrededor de un centenar de personas al yacimiento de Los Millares, organizado por la Asociación de Amigos de la Alcazaba, y teniendo en cuenta que El Chuche se encontraba en su camino.

Pero al margen de que creen que no cometieron ninguna irregularidad ni causaron problemas de tráfico -llegaron a informar a los medios de comunicación de la concentración-, los ahora ‘investigados’ se muestran indignados por lo que entienden como un intento de amedrentarles, puesto que fue la Asociación de Amigos de la Alcazaba, la que organizó el viaje, quien advirtió y denunció en primer lugar ante la Fiscalía los daños causados en alrededor de 1.000 metros cuadrados de este yacimiento prehistórico, ibérico, púnico y romano de ‘El Chuche’, protegido como BIC desde 1999. Las obras de ampliación de una rotonda han arrasado al menos una tumba de la Cultura de Los Millares y la Edad del Cobre de unos 5.000 años de antigüedad.

Entre quienes participaron en la concentración también se encontraban miembros de la Asociación Athenaa, Plataforma por Turaniana, además de representantes de partidos políticos como Podemos, Equo o Izquierda Unida, entre otros.Francisco Verdegay, vicepresidente de Amigos de la Alcazaba, cree que es muy llamativo que la misma Administración que ha destruido el yacimiento sin pedir permiso a la Consejería de Cultura para acometer las obras, como establece la Ley, se dedique ahora a investigar a quienes denunciaron los hechos.

Fuentes de las asociaciones están convencidos de que la orden para investigarles partió de la Subdelegación del Gobierno, aunque ésta lo ha negado a EL MUNDO, y ha asegurado que la decisión partió de la Guardia Civil. En cambio, la Subdelegación del Gobierno en Almería sí ha reconocido que, de momento, no está investigando los daños causados al BIC arrasado, como se le ha reclamado desde diferentes colectivos y partidos políticos.

Después de la denuncia ante la Fiscalía de Amigos de la Alcazaba, la Consejería de Cultura hizo lo propio, y además ha abierto un expediente sancionador contra el Ministerio de Fomento como responsable de una falta grave, que podría acarrear una multa de 100.000 a 250.000 euros, por haber realizado los trabajos de la rotonda sin solicitar la autorización correspondiente”.

Etiquetas

top