El Chuche. Amigos de la Alcazaba se personará como acusación popular

CHUCHE

La justicia investiga a cuatro personas por los presuntos daños al yacimiento arqueológico de El Chuche

Amigos de la Alcazaba, que denunció los hechos ante la Fiscalía, se personará como acusación popular

CHUCHE

La jueza Ana Vico del Juzgado de Instrucción 1 de Almería investiga a cuatro personas para determinar si se incurrió en un delito contra el patrimonio cuando en el mes de febrero la Dirección General de Carreteras – Ministerio de Fomento realizó obras en la N-340, afectando al yacimiento arqueológico de El Chuche, declarado Bien de Interés Cultural.

La asociación ‘Amigos de la Alcazaba’ puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía General por considerar que podrían ser constitutivos de un posible delito contra el patrimonio histórico, denuncia que fue admitida a trámite y que ahora abre la vía penal para depurar las posibles responsabilidades. Amigos de la Alcazaba se personará en el caso como acusación popular.

En su escrito a la Fiscalía, Amigos de la Alcazaba informaba “del desmonte y allanamiento de casi 8000 m2, obras que han invadido prácticamente 1000 m2 del yacimiento arqueológico prehistórico, ibérico, púnico y romano de El Chuche. Una zona protegida, delimitada y amojonada como BIC desde 1999”.

El Subdelegado del Gobierno en declaraciones públicas primero negó que la intervención hubiera afectado al yacimiento y a continuación lo justificó diciendo que “desconocía la existencia” del yacimiento arqueológico, que la actuación fue para adecentar una zona que se había convertido en un “basurero” y que no tenía ninguna obligación de comunicar la intervención a la Junta de Andalucía. Sin embargo, la Junta de Andalucía contradijo al Subdelegado de Gobierno indicando que la autorización para realizar estas obras era “obligatoria” y por ello abrió de expediente sancionador por posible falta grave contra la Ley de Patrimonio Histórico.

Al mismo tiempo la Delegación Territorial de Cultura indicaba que en la intervención habían desaparecido “los restos de una estructura arqueológica” que “correspondían a una tumba en fosa” y que “para determinar el grado de afección concreto debería realizarse una excavación arqueológica de la zona”. Ésta se llevó a cabo este verano y como consecuencia parece que efectivamente la estructura arqueológica, posiblemente de época ibérica (no tipo Millares, como se pensaba al principio) había desaparecido. Lo cual añade gravedad a la intervención que realizó el Ministerio de Fomento

No es fácil defender el patrimonio cultural en Almería y mucho menos si se hace desde la independencia, como lo hace Amigos de la Alcazaba. Así se ha comprobado nuevamente en este caso, donde han sido continuos los ataques descalificadores del Subdelegado del Gobierno, cuyo único “reconocimiento” a la labor de una asociación que lleva 14 años trabajando por nuestro patrimonio fue multarnos como por una foto-denuncia en el yacimiento del Chuche. Todo ello a sabiendas perfectamente de que la Justicia había considerado que había pruebas objetivas para iniciar una investigación con la consiguiente imputación de varias personas.

Etiquetas

top