LAS ASOCIACIONES EL VALLE, ATHENAA, TALIA Y AMIGOS DE LA ALCAZABA CONSIDERAN QUE EL ACTUAL PROYECTO DE “COMPLEJO TURÍSTICO RURAL” DE DALÍAS ES UN ATENTADO CONTRA NUESTRO PATRIMONIO HISTÓRICO Y NATURAL

AMIGOS DE LA ALCAZABA y las asociaciones EL VALLE, ATHENAA y TALIA se han unido para manifestar de forma conjunta su oposición a la zona que se ha elegido para la construcción del “Complejo Turístico Rural” de Celín-Dalías. Esta zona posee unos valores patrimoniales históricos y naturales que están protegidos por ley. Resulta deprimente que a estas alturas haya que recordar que este legado no solo es un derecho inalienable de los ciudadanos sino además una potencial fuente de desarrollo económico. Por tanto, nos parece muy bien que se hagan proyectos de desarrollo turístico pero no a costa de la destrucción de nuestro patrimonio histórico y natural.

UN ATENTADO CONTRA NUESTRO PATRIMONIO HISTÓRICO Y NATURAL

Los parajes del Arroyo de Celín y Aljízar son dos espacios culturales e históricos excepcionales por los valores, edificios y restos históricos, arqueológicos y etnográficos que conservan, un conjunto realmente único en la provincia que merece ser conservado en su integridad y puesto en valor.

Por ello consideramos que el proyecto “Complejo Turístico Rural”  (recientemente aprobado por la Diputación Provincial) que piensa levantarse en esa zona  es un grave atentado a nuestro patrimonio histórico, arqueológico, etnográfico, medioambiental, hidrológico y paisajístico de la zona. Pero además vulnera la legislación vigente.

UNA VULNERACIÓN DE LA LEGISLACIÓN VIGENTE

Hay que señalar que a unos 100 metros del nacimiento de las Fuentes de Celín y apenas a 120 metros de la zona donde piensa levantarse el mencionado Complejo Turístico Ruralse encuentra el Castillejo, una pequeña fortaleza, en la todavía pueden verse un torreón adosado al recinto y una torre fuerte a modo de baluarte.

El reconocimiento oficial de esta fortaleza se realiza a través del Sistema de Información del Patrimonio Histórico de Andalucía (SIPHA), que lo incluye con la denominación de “Castillo de Al-hizam” (número de identificación 40380033). Se da la circunstancia que el SIPHA constituye la principal fuente de información del Centro de Documentación del Instituto Andaluz de Patrimonio, y constituye un catálogo al que acuden investigadores, profesionales así como empresas implicadas en la redacción de proyectos. No se entiende pues cómo no se ha tenido en cuenta esta circunstancia en la redacción del preceptivo Estudio de Impacto Ambiental del proyecto.

Además, la zona está protegida por la Ley de Patrimonio. En este sentido, la disposición adicional cuarta de la LEY 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía (BOJA núm. 248 Sevilla, 19 de diciembre 2007), establece el entorno de protección de determinados inmuebles, lo que tiene un carácter taxativo de directa aplicación al caso.  Dice textualmente dicha disposición:

“1. Los monumentos declarados histórico-artísticos conforme a la legislación anterior a la entrada en vigor de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y los bienes afectados por el Decreto de 22 de abril de 1949 [que protege todos los castillos y fortalezas de España], sobre protección de los castillos españoles, que gozan de la  condición de Bienes de Interés Cultural, a los que no se les hubiera establecido individualmente, tendrán un entorno de protección constituido por aquellas parcelas y espacios que los circunden hasta las distancias siguientes:

a) Cincuenta metros en suelo urbano.

b) Doscientos metros en suelo urbanizable y no urbanizable.

2. Este entorno podrá ser revisado mediante expediente de modificación de la declaración del Bien de Interés Cultural.”

LA DELEGADA DE CULTURA, JUEZ Y PARTE

Por todo ello, las asociaciones EL VALLE, ATHENAA, TALIA y AMIGOS DE LA ALCAZABA nos hemos dirigido a la Delegación de Cultura denunciando este incumplimiento de la normativa legal y solicitando que se adopten las medidas necesarias para que no se inicie la ejecución del citado proyecto, por vulnerar clara y específicamente la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

Se da la circunstancia de que la actual Delegada de Cultura se presenta a la alcaldía de Dalías, por lo que en estos momentos podríamos decir que es juez y parte en el asunto. Por supuesto, esperamos que impida este proyecto, como responsable institucional del patrimonio histórico provincial. Como candidata a la alcaldía de Dalías también sería muy adecuado que se pronunciara de manera clara sobre este asunto y asumiera la defensa del patrimonio histórico y natural como una fuente de desarrollo económico perfectamente compatible con proyectos de desarrollo turístico.

Etiquetas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top